sábado, 20 de octubre de 2007

La locomoción según Tarí

De lunes a jueves a partir de las 12.50 de la tarde, es posible encontrar en la sala de clases de cierto colegio chileno a una serie de niñas de la vida (que no se mal interprete, gracias), las cuales, a lo largo de sus variados almuerzos diarios, se instalan a conversar diversos temas de toda índole, muchas veces intelectuales o acertados; otras veces graciosos; de vez en cuando estúpidos o desquiciados; y hasta insólitos (grupúsculo en el cual Tarí se incluye con toda propiedad como oyente y opinante).
En resumen, esta serie de niñas, un día cualquiera de inicios primaverales comentaron durante menos de un minuto lo que se pasará a denominar técnicamente ‘La locomoción colectiva y sus derivados’.
La verdad el comentario no pasó de ser comentario; entonces fue cuando Tarí lo reflexionó en su interior mientras sus compañeras de almuerzo hablaban quizá de qué.


¿Qué podría decir de ‘La locomoción colectiva y sus derivados’?

La Micro: ¿Qué sería de los pasajeros sin la micro? (o qué sería de la micro sin sus pasajeros). Esa relación es irreemplazable. Es la que calma a los flaites cuando andan pateando la perra y las maltratan. Ellas se dejan agredir y rayar así sin más.
La micros, también, son divas; tienen su propio manager, apodado ‘Chofer’: un ser humano esforzado y cumbianchero que te provoca más de algún dolor de cabeza con su música última de ordinaria a todo volumen en la madrugada cuando ya no puedes más del sueño, sin pedirte nada a cambio; miren que lindo.
La micro y el Chofer son un complemento, que en ocasiones, intentan entrar incluso en tu vida social y sentimental; aunque usted no lo crea (la verdad, solo lo creerá si usted anda en micro con frecuencia). Esto, porque la bendita micro te hace sufrir cuando pasa de largo y no te para, mientras literalmente te mueres de frío esperándola; o cuando con tu cara de pasajero le dices al chofer ‘me deja en la esquina porfa’, y él te responde con su cara tan amigable de siempre y te dice ‘no puedo parar hasta el próximo paradero’ (aunque si lo pueda hacer, y quién sabe por qué se las da de engreído), dejándote a unas dos cuadras de tu casa, y cuando te bajas, sin derecho a reclamo porque el caballero buena onda te llevó por $100 sin pase, lo primero que escupes es ‘viejo conchasu…, para la otra déjeme más lejos ¬¬’.
Pero la micro, a veces (aunque muy escasas veces), o al menos en los inviernos, se convierte en un techo de acogida, que si bien es bastante feo, sirve para salvarte de la lluvia cuando andabas por ahí en plena vía publica casi ahogándote de tanta agua mezclada con viento golpeando tu agotado rostro.
Así que ya lo sabe: vaya a su paradero amigo, tome su recorrido favorito, y sumérjase en el extremo mundo glamoroso y destartalado micristico chileno.

El Metro: Acá en el sure no hay metro pero si lo he ocupado varias veces en Santiago. Solo puedo decir que cuide su integridad moral. Y… agarrese de donde pueda =O.

El Colectivo: El colectivo es algo mas privado. Algo más íntimo.
Cuando un pasajero se sube al colectivo, lo primero que hace es entablar una conversación humana con el manager de este, la cual, comienza más o menos así por parte del pasajero: ‘¿Va para el centro?’, a lo que el chofer responde ‘pa’ donde usted mande’. Entonces el pasajero se sube con su pelo al viento, se sienta, percibe el olor a desodorante ambiental de auto, y comienza a contar las monedas: -Se paga- dice el pasajero.
Y de ahí en adelante, todo lo que pueda ocurrir varia completamente.
A continuación se detallan algunos de los tipos de colectivos:

El Disco: es el colectivo que por lo general, lleva una luz que no es blanca ni amarilla como los comunes y corrientes, sino que es una luz verde, morada o azul fosforescente. A lo que se le agrega iluminación multicolor fiestera. De sus parlantes emana cualquier música que sea netamente bailable (sea el estilo que sea). Nótese también el chofer con lentes de sol aunque sean las 12 de la noche, con harto gel en el pelo simulando ser puercoespín, chaqueta de mezclilla y pasado a pachulí. O sea, no se nota para nada que después del turno se va de juerga.

El Pokemón: este colectivo se destaca por su forrado en piel sintética, o sea, una imitación barata de piel de animal. La música es variable y por lo general el chofer tiene cara de pistola de agua (jura que mata).

El parafernálico: este otro colectivo es el que lleva una tremenda colección de perros con cabeza de resorte por todos lados, calcomanías para regodearse, insólitos objetos colgando de su espejo, y una bocina singular para que todos lo queden mirando en el taco.

El climático: este colectivo esta fielmente representado por su chofer (o manager). Su característica típica se inicia la conversación que este entabla con su pasajero; un diálogo que generalmente se desarrolla de la siguiente manera:

Chofer: Esta feo el día.

Pasajero: Mmmm. Sí.

Chofer: que raro eso sí. Fíjese que ayer yo miré el tiempo y no pronosticaron tanta nube.

Pasajero: ah si?. Bueno así es aquí en el sur el clima. (¿qué onda este caballero? ¿será un metereologo frustrado?, piensa.)

Chofer: Claro. Sabe que estoy pensando en irme de acá. A mí y a mi señora nos tiene medio aburridos esta cosa del clima malo.

Pasajero: Seria buena idea entonces. (para no tener que encontrármelo de nuevo y así no tener que volver a escuchar su temita estúpido. ¿No tendrá una cosa más interesante de qué hablar?, piensa el pasajero bajándose del automóvil).

El taxi: es el colectivo pero de clase alta. Aún así, es más anecdótico (recuerde la canción de Arjona: ¿qué es lo que hace un taxista seduciendo a la vida?. =O. Lo dice todo!.


Y usted lector@:
¿Tiene alguna historia de transporte público?. ¿Sugerencias, opiniones, críticas o algo más?.
No sea tan de auto particular: atrévase a pasear y meter la cuchara en los comentarios
.

7 Opiniones Opinativas:

pipe dijo...

jaja wena.
Aca en conce, los choferes con buena onda... a lo mas te ponen mala cara por q pagas con docientos ( siendo q el pasaje para estudiantes aqui vale $120). Asi q por lo menos aqui en conce, no hay mala onda con ellos.. o sera q yo no me doy cuenta..?

besos romi sustancia pequeña blanquita.

dani dijo...

Hola
ajajajajajajjajaja xD
hoy casi me saco la chucha en la micro ,pise a un caballero y el viejo me dijo cudao mijita y me miro todo el )( ¬¬
y hoy en el metro k9 se subio un ladron O.o, y los guardias detras de el buscandolo! asdasdsadasdsa

qe esti bn tarii!
chauu

El Kam dijo...

mira aqui en santiago, el pasaje esta a 130 y te ponen la cara de dos metros si no tienes la tarjeta CUEK para marcarla en la weaita de cobro...

y aproposito los choferes siguen siendo una mierda ¬¬

eso :P

jejejeje

saludos

titin dijo...

en temuco las micros still being colored...

son chiquititas, por lo que en las que son viejas, yo choco con mi cabeza en el techo y todos me quedan viendo como el ser anormal que no entra aca...

siempre que me subo a una micro le digo: "buenisimos dias, como esta?.."

el chofer queda marcando ocpado y "me responde, buenos, bien y usted?"

yo le digo mientras le pago"muy bien gracias" y ahi se acaba la conversa...

nunca he tenido malas experiancias, por eo de ser conversador con el chófer



de colectivos no se mucho, por que mi presupuesto es escueto y tan solo me alcanza para los 120 de las micros...

y de taxis... esos los tomo cuando llego de viaje muy tarde, me subo a uno y metale conversa, de todo tipo, ese si que es bakan...


millones de saludos...

a too esto de que parte del sure eres????

en el 96 tenia 9 años... eso lo preguntaste en mi blog :P

chocolates pra voce

TrOsTriGo dijo...

mmm
muy biem!
falto el taaxi!
aca donde estoy
y la gente ke kreo el mapa le designo el nombre de Argentina
se le dice a las micros "los micros", o colectivos sisiis, colectivo a las micros
fue un choke muy fuerte con mi logica al principio, pero se hace entretenido esto de ke las cosas cambien de nombre en distintos lugares... aca no existen los colectivos como en el lugar ke el mapa designo como chile, solo hay taxis con taxistas-la mayoria bohemios y muy conversadores-y hoy anduve en tren, porke fui al aeropuerto ke keda medio retirado y paso fito paez, nada ke ver
pero esta historia es como los simpsons, empieza homero keriendo ahorcar a bart y termina milhouse comiendo completos...

abrazos

Alexei dijo...

Muy buen cuasi-ensayo sobre la locomoción colectiva, interesante manera de describir cómo es el sevicio, cómo es el tipo de personas que lo da, entre otras cosas. Acá en esta maldita pseudo-ciudad, más conocida como Valdiluvio, Val-lluvia, en fin, el ambiente es bastante frío en cuanto a medios masivos de locomoción, dígase "micros", digamos que los choferes de micro no son muy agradables, a veces te molestan porque pagas con $500 o $200, y en parte tienen razón, a veces son muchos quienes quieren subir a la micro y con eso los retrasas mucho. Sin embargo, uno quisiera que fueran más simpáticos, o por último menos pencas cuando le pagas con $200 o $500, mal que mal gracias a nosotros y a muchas personas que usamos las micros ellos tienen plata para llevar a su familia y así poder sobrevivir en este mundo 99% exclusivamente comercial. En cuanto a los colectivos y a los taxis (en este caso radiotaxis) la cosa es bastante mejor, vale la pena pagar $350 en los colectivos o hasta $2000 en los taxis xq el sevicio es bastante bueno, a veces uno se encuentra con algún chofer penca, que actúa agresivamete, casi como chofer de micro, o manejando a 20 km/h con el objetivo de que una carrera que sale normalmente $400 salga $1000, algo que definitivamente "empelota" y cabrea. Con respecto a los tipos que acabas de describir, existe de todo acá.

Saludos y sigue escribiendo así.

Feñikime dijo...

bueno... recuerdo una vez en la que, siendo primeriza en el tema de las micros (como hace 5 años), preguntaba si pasaba por tal calle... y el chofer se iba ¬¬

También recuerdo esas veces en las que voy caminando en el pasillo y el chofer pisa el acelerador a todo lo que da y yo casi caigo fuertemente contra el piso XD

Cuídate mucho. See ya!

Have a (insert something here) day!

Feñikime Motou